Cruasán I

Dicen que si escribes un poco todos los días… no creo en estas reglas del todo pero reconozco que sí es básico seguirlas para ser constante y no abandonar el blog. Además, a  través de mis posts puedo ver qué hay en mi cada 24 horas. Y si no he conectado conmigo, es una buena oportunidad para hacerlo.

Y aprenderé a escribir con una mano y mi hijo en el brazo… esto último no sé si lo conseguiré jaja. De hecho, ayer por la noche este post se quedó en borrador. Eso me llevó a decidir que escribiré algo todos los días aunque no lo publique e iré dejando cosas sin acabar “en nevera”. Estas decisiones me permiten seguir adelante con el blog… porque como decía Charles Chaplin en “Candilejas“: “se ha cansado de luchar porque lucha contra sí misma. La lucha por la felicidad es hermosa” y luego “el problema es que nos despreciamos”. He aquí un ejemplo:

¿De qué escribir en un blog? De cosas que me gustan. Pero, ¿de lo que me gusta se? ¿se de algo? Poco de todo. Solo sé qué me gusta. Hablar de fulano de tal al que conocí en una ocasión y cuyo estilo me encanta, ¿sería correcto? [¡Lo que puedo hacer es entrevistarlo!]  =)

Y así, por hoy sigue habiendo blog.

¿No pensáis que “Candilejas” es como la biblia según Charles Chaplin, una dedicada especialmente a los artistas del mundo de los escenarios?